DEFINICIÓN:

BIA (Business Impact Analysis), es el Análisis de los impactos a los que la organización puede enfrentarse ante la discontinuidad de sus operaciones, así como las dependencias de las tecnologías y los sistemas de información corporativos. Pero este análisis siempre tiene como partida el análisis de riesgos. El BIA es el estudio de las consecuencias que tendría en el negocio en una parada de sus procesos vitales por un determinado tiempo qué hay que recuperar, cuánto cuesta hacerlo, y cómo hay que recuperarlo. Este en un enfoque muy adecuado para identificar riesgos, logrando aplicar recursos de manera proporcional, minimizando el riesgo, y con un óptimo retorno de la inversión. Cuáles son los procesos críticos, u ordenarlos por prioridad. Cuál es el daño/impacto, en función del tiempo que se tarde en restablecerse el servicio. Cuál es el coste de las diferentes estrategias de recuperación, que proporcionarán un tiempo y un punto objetivo de recuperación. Un riesgo determinado podría ser el tiempo que se puede quedar inoperativa una empresa ante la implementación de algún sistema de información. Este parón se cuantifica en tiempo lo que se traduce en dinero perdido que con la implementación con la solución mas optima para cada caso se podrá a llegar a rentabilizar. Ya que se intuye que siempre son cambios de mejora para la empresa. Pero no tiene que ser necesario que sea en productividad, también se pueden hacer anales de riesgos de seguridad propiamente dicha. Para ello lo ideal es identificar cada proceso o actividad de la compañía. Para así poder detectar donde puede incidir dicho impacto. El tiempo de interrupción, etc En el BIA se estudian los procesos o funciones vitales del negocio, que dependan en cualquier medida de los sistemas de información. Una vez identificados, se determinará el coste que supone para el negocio una interrupción de esas funciones vitales.